Las Corrientes Oceanicas

Las corrientes oceánicas: (1) el motor termohalino. Las corrientes oceánicas tienen un motor que está impulsado por la diferencia de temperatura y salinidad (“termo-halina”). El agua salada es más densa (más pesada) y el agua cálida ocupa más volumen (es menos densa). El agua superficial tiene más temperatura que el agua profunda en los océanos y el agua superficial tiene menos salinidad. En la mayoría de las extensiones oceánicas el agua está estratificada y se mueve horizontalmente; pero en ciertos lugares el agua superficial se vuelve más pesada (baja la temperatura y aumenta la salinidad) y se hunde, impulsando la corriente oceánica. Para que el agua superficial se enfríe y vuelva más salina se debe quitar calor y humedad (agua dulce), lo cual se logra mediante un flujo de viento que extraiga el calor de la capa superficial de aire y se lleve humedad. Hoy día, el lugar más evidente es el Atlántico Norte, aunque no es el único. <<< >>> La temperatura y salinidad superficial del océano no solo impulsan las corrientes oceánicas, sino que determinan las precipitaciones a nivel global. Por ejemplo, hay un vínculo claro entre el aumento de la salinidad del Atlántico Norte y el aumento de lluvias en el Sahel africano (centro sur del Sahara). Los patrones de aumento de salinidad y la temporada de lluvia tienen un retraso de 3 meses y es un buen predictor. La baja salinidad es un buen predictor de la sequía. La salinidad del mar depende de la humedad extraída por los vientos (evaporación), lo que termina como lluvia en otra parte. La salinidad es mejor predictora a largo plazo porque la temperatura está sujeta a variaciones diarias debido al mal tiempo. La salinidad funciona como promedio en varios meses. Es un mejor indicador de la cantidad de agua y energía extraída. La corriente termohalina garantiza el flujo neto de calor desde las regiones tropicales hacia las polares e influye en el clima terrestre. Por ejemplo, las lluvias excepcionales de enero 2015 en el noreste de Argentina se debieron a un aumento en la temperatura de la corriente cálida del Atlántico que proviene del Índico. <<< >>>
Las corrientes oceánicas: (2) la corriente termohalina. En Oceanografía Física se llama así a una parte de las corrientes oceánicas que forma un circuito cerrado. Similar a una “cinta trasportadora”, se mantiene en movimiento por la diferencia de densidad del agua de mar, producto de los gradientes de temperatura y salinidad con la profundidad. El recorrido completo de la cinta, incluyendo el Pacífico Norte, lleva unos 1.600 años a una velocidad promedio de 10 cm/s y con un volumen de agua cercano a 100 veces el caudal del río Amazonas. Se produce un considerable grado de mezcla (subcorrientes y vórtices) reduciendo las diferencias entre océanos y convirtiendo a la cinta en un sistema global. Desde la corriente antártica una rama sube por el Pacífico y se calienta en su recorrido ecuatorial. Aumenta la temperatura mientras recorre el Índico hasta el Atlántico. Cuando la corriente superficial cálida llega al Atlántico sube por la costa oeste (Corriente del Golfo) enfriándose en el recorrido, calentando a Europa y hundiéndose a latitudes cercanas al polo norte. En ese lugar forma una masa de agua salada, fría y profunda que retorna al ecuador y vuelve sobre la corriente antártica. En el Ártico las condiciones son muy diferentes a la Antártida debido a que no hay una corriente circumpolar y se tiene un clima más inestable que se evidencia en un cambio climático diferente entre el Ártico y la Antártida. En el Atlántico Norte la temperatura continental está gobernada por los vientos circumpolares que soplan desde oeste-a-este. Este viento evapora el agua superficial de la corriente del golfo, calienta el aire y reduce la temperatura del agua. Los vientos calientes se dirigen a Europa y le ofrecen un clima templado (comparado con Siberia). La evaporación del océano también provoca un aumento en la concentración de sales en el agua. En el Ártico la formación de hielo separa el agua dulce que forma la lluvia y nieve de la salmuera disuelta que queda en el océano. Así, más frías y saladas (más densas), las aguas se hunden por gravedad hacia el fondo y son empujadas hacia el sur en un largo camino de retorno (es el motor de la “cinta”). Las aguas cálidas superficiales llegan a 25 ºC y las frías profundas a -0,5 ºC, pero existen corrientes intermedias con distintas cotas de temperatura, profundidad y dirección. La corriente oceánica se calienta en su viaje desde el Pacífico, por el Índico hacia el Atlántico. La corriente superficial del Atlántico Norte es cálida y salada. Se la conoce como Corriente del Golfo (de México). Esta corriente se enfrenta al Ártico en el extremo norte, por lo que gira y se hunde. En esta región, el agua cálida se enfría mediante evaporación y el viento (de oeste a este) arrastra humedad y calor hacia Europa, ofreciéndole un clima templado frente a las mismas latitudes de América o Asia. El Reino Unido tiene una temperatura entre 5-10 °C superior a la esperada por acción de estos vientos cálidos. En tanto se extrae calor del océano, el agua se enfría (ocupa menor volumen y se vuelve más densa) y la extracción de humedad aumenta la salinidad (más densa aún). Más pesada (fría y salina) la corriente se hunde y retorna al ecuador. En el Ártico la formación de hielo proviene de lluvias originadas por evaporación que vuelve más salada el agua del océano.<<< >>> En este siglo, se espera una reducción significativa de la masa de hielo polar y quizás su pérdida total en verano. El incremento del flujo de agua dulce reducirá la salinidad y podría impedir que el agua fría se hunda. Afectará a la circulación oceánica, con un debilitamiento o quizás el colapso en la circulación termohalina. En el período 1992-2002 se midió una reducción en la velocidad de la corriente en el Atlántico Norte. De persistir tendría varias consecuencias: descenso de temperatura en Europa, con condiciones similares a la actual Rusia; en Norteamérica un clima más frío, seco y ventoso; en África el clima sería más seco y el Atlántico Sur más cálido. Eventos similares ya ocurrieron en otras oportunidades. Hace unos 8.000 años se produjo un caso de enfriamiento abrupto (entre 1 y 5 ºC) con una duración de algunos siglos. Probablemente fue producto del drenaje de los glaciares del Ártico que afectó la corriente termohalina. En Groenlandia comenzó hace 8.200 años con una caída de temperatura de 3,3 ºC en menos de 20 años y el sistema se recuperó en 150 años. Durante 300 años el CO2 se redujo en 25 ppm. En África Oriental siguieron 500 años de sequía general. <<< >>>
Las corrientes oceánicas: (3) las paleocorrientes. Durante el Cretácico (145-65 Ma) gran parte de los antiguos océanos sufrieron de anoxia (falta de oxígeno), impidiendo la degradación total de la materia orgánica y formando depósitos de gas y petróleo (p.e., Arabia Saudita). El grado de anoxia lo determinan las bacterias verdes que consumen azufre. En las profundidades no llega la luz y no hay fotosíntesis. Es un mundo hambriento de energía, donde las criaturas viven vidas solitarias en el vacío, oscuridad y misterio. El drama del Cretácico fue consecuencia de la estructura de los continentes: donde se tenían cuencas pequeñas con el agua dulce de los ríos (más liviana) posicionada sobre el agua salada y densa. Los océanos son un sumidero de CO2 (carbono que termina en el lecho marino), nutrientes y calor. En 2016 se informó que el Atlántico Norte absorbe CO2 a un ritmo 50% superior a una década atrás. Esto produce que el oxígeno se reduzca y se generen zonas muertas similares a los océanos del Cretácico. La vida unicelular que prolifera es anaeróbica (rica en algas) y la causa no es la forma continental, sino la mala gestión de los fertilizantes en agricultura. <<< >>> Hace 56 Ma, durante el máximo térmico del Paleoceno-Eoceno, la temperatura en las profundidades del océano se incrementó 5 °C y la superficial en 9 °C. Este período caliente duró 100.000 años y causó la extinción de muchas especies. La evidencia proviene de microfósiles en los sedimentos del fondo oceánico que registran la composición química del océano. Se supone que, junto al calentamiento se produjo una liberación masiva de gas hidrato de metano. El gas metano tiene un ciclo muy lento como hidrato (molécula de metano inmerso en moléculas de agua congeladas). En condiciones naturales sólo una fracción del metano puede escapar hacia el océano y la que escapa puede tardar miles de años para hacerlo. En condiciones de calentamiento rápido como las actuales el hidrato de metano es un peligro muy serio para el aumento del metano en la atmósfera. <<< >>> Las rutas que siguen las corrientes oceánicas están determinadas por varias causas: la estructura continental y el fondo marino (tectónica de placas); la temperatura y salinidad (termohalina) y los vientos. Por ejemplo, hace 34 Ma se separó Sudamérica de la Península Antártica y desde ese momento una corriente se pudo cerrar en torno a la Antártida. La corriente circumpolar es cerrada y aísla a la Antártida del resto del planeta. El sentido de circulación es de oeste a este, igual que los vientos de gran altura. La corriente de aire (stream jet wind) ocurre a más de 10 km, es de muy alta velocidad (superior a 100 km/h) y en el mismo sentido que la corriente oceánica. La Antártida tiene una forma especial (casi circular) y está centrada en el polo sur, lo que hace que esté aislada por la corriente oceánica y de viento. El aislamiento le da una dinámica diferente y justifica que el hueco de ozono sea circular dentro de este aislamiento. <<< >>> El registro de temperatura superficial del océano obtenido para los últimos 12 Ma, revela un período de temperatura muy frías entre 7 y 5,4 Ma (final del Mioceno). El registro se deriva del sedimento marino muestreado en 17 sitios de todo el planeta. El sedimento conserva restos de una especie de plancton que varía la química celular con la temperatura. La causa global más probable es la reducción del CO2 debido a que muestra simetría hemisférica y el hecho que es mayor en las latitudes altas. Un mundo más fresco habría disminuido la humedad en la atmósfera; el ciclo hidrológico se ralentizó; se produjo un cambio crítico en la vegetación global; se generalizó una transición de bosques en pastizales y sabanas en las regiones subtropicales de Sudamérica y África. Estos ecosistemas están todavía presentes hoy en día, y en África se asocia a la evolución de los humanos. <<< >>> Las corrientes oceánicas están influenciadas por el aporte de agua dulce de ríos y glaciares. Un estudio realizado en la región del actual Lago Buenos Aires (Patagonia) encontró que hace 13.500 años un enorme lago ocupaba una amplia zona de Patagonia. El lago se extendía sobre 7.400 km2 y acumuló 1.500 km3 de agua dulce. En la actualidad este lago desagua hacia el Pacífico, pero en aquella época lo hacía en el Atlántico. Cuando el aumento de temperatura rompió el dique de contención glaciar en el límite oeste, el agua dulce derramada en forma violenta afectó la circulación del Océano Pacífico cercano. El agua fría y dulce del glaciar desplazó al agua salada superficial del Pacífico, lo que provocó una temperatura más baja durante el invierno patagónico. El efecto pudo llegar hasta las Islas Malvinas. El estudio del Lago Buenos Aires suma evidencia histórica a los cambios producidos por la pérdida de los hielos continentales y polares: aumento del nivel del mar, cambio en la salinidad de los océanos, reducción del pH (acidificación), cambios en la circulación de las corrientes oceánicas y modificación climática continental. <<< >>>
Las corrientes oceánicas: (4) el istmo de Panamá. Un cambio de importancia global ocurrió hace 4 Ma cuando la deriva de placas comienza el cierre de la brecha entre el Pacífico y el Caribe. El cierre mediante el istmo de Panamá se produjo hace 2,8 Ma. Las evidencias son geológicas y oceanográficas (registros de rocas marinas), datos genéticos y ecológicos (fósiles terrestres y genética de animales marinos de cada lado del istmo) y evidencias volcánicas. El árbol genealógico de los animales marinos muestra una mezcla genética hasta 3,2 Ma. Los sedimentos del océano profundo muestra que las aguas superficiales (Pacífico y Caribe) se mezclaron hasta 2,8 Ma. <<< >>> La unión se produce por el levantamiento tectónico y la acumulación de sedimentos. La versión ortodoxa sobre la causa del Istmo de Panamá dice que se inicia con erupciones volcánicas que forman un archipiélago en una pequeña placa tectónica (Placa del Caribe). Las aguas de los dos océanos dejaron de mezclarse y los valores de salinidad comenzaron a separarse. La humedad evaporada en el Atlántico se mueve al oeste siguiendo los vientos alisios y cae como lluvia en el Pacífico. El Atlántico se vuelve más salado. Este gradiente de salinidad movilizó las corrientes oceánicas (efecto termohalino). La corriente cálida del Atlántico que fluía por la brecha hacia el Pacífico se desvió al norte por la Corriente del Golfo. Esto inició la serie de períodos glaciares con 23 edades de hielo y condujo a la formación de la capa de hielo del Ártico. Antes el intercambio de aguas entre océanos mantenía la Corriente del Golfo más débil y el Ártico estaba descongelado. Hoy día la Corriente del Golfo tiene más caudal y es más salada por lo que se hunde antes de llegar al polo norte. Como resultado el Océano Ártico está congelado. En el Ártico la corriente circula desde el Pacífico al Atlántico, pero a baja velocidad debido al congelamiento. <<< >>> El istmo de Panamá cambió los patrones de lluvia y dio origen a la sabana africana, lugar de origen de los humanos. A nivel local, las especies que evolucionaron en forma aislada en Sudamérica (perezosos, marsupiales, puerco espines, osos hormigueros y armadillos) se intercambiaron con los de Norteamérica (cerdos, perros, gatos dientes de sable, camélidos, caballos y elefantes). Gran parte de la fauna nativa de Sudamérica fue aniquilada y los animales de origen norteamericano se encuentran hasta la Patagonia. <<< >>> Las huellas químicas de los antiguos sedimentos oceánicos registran cuando el agua de mar dejó de mezclarse entre el Atlántico y el Pacífico. Analizando esos rastros, se estimó que la vía marítima en Centroamérica se volvió poco profunda entre 12 y 9,2 Ma.

Recent Posts

toda la bibliografía es gratuita

Todo el material de este sitio es gratuito. Visite las diferentes solapas para cada tipo de material.
Ver la sección de VIDEOS DOCUMENTALES en “La cultura de las aves”.
Los libros en formato PDF puede ser solicitado a ares.roberto@gmail.com. Libros: “Aves, vida y conducta”, “Birds of the pampas” y “Vida en evolución”.
Para la versión en papel contáctese con info@vmeditores.com.ar.
home 1_resize