El Valor de los Museos

Los museos: (1) polémica sobre las colecciones. Las colecciones de museos tienen beneficios, pero algunos advierten sobre el hecho de atrapar, matar y conservar individuos de cada especie en cada lugar y en número suficiente. La conservación en museos requiere fondos crecientes. En Texas se estimó que el costo de recolectar un ejemplar promedio era de 40-70 dólares, más 20 dólares para catalogarlo y 0,25 de mantenimiento anual. Los que se oponen a las colecciones dicen que la recogida de especímenes no es “indispensable” para la conservación. Piden revisar las políticas de recolección de campo, en particular para poblaciones vulnerables. Cuando se encuentra una nueva especie o se redescubre otra, son vulnerables a la presión humana, incluyendo al estudio científico. A veces se hace necesario cazar aves muy extrañas para estudios moleculares, morfológicos, toxicológicos y de plumaje, que no estarían disponibles con muestras de sangre, plumas individuales o fotografías. Pero, si una especie se redujo a su último individuo, ¿es justificable la caza y colección por estar condenada a la extinción? Los que se oponen dicen que los científicos no deben errar sobre la precaución: no deben “poner el último clavo en el ataúd de una especie”. Deberían adoptar alternativas no letales: fotografías de alta resolución, grabación de audio, toma de muestras de ADN no invasiva. Pero los métodos alternativos pueden no ser factibles, por ejemplo, con insectos. Aunque, se describió una nueva especie de mosca solo con el uso de fotografías de alta resolución, se cuestionó el uso de imágenes porque pueden falsificarse o ser mal interpretadas. Para muchos, las muestras son indispensables para el estudio de la fisiología, enfermedades, o impacto de los contaminantes ambientales. El valor de lo coleccionado hoy solo se conocerá en el futuro. <<< >>> Había 350.699 especies de plantas conocidas en 2017. Los jardines botánicos (1.116 instituciones) tenían más del 30% de las especies vegetales conocidas (60% de géneros y 90% de familias), incluyendo el 41% de las amenazadas. Debido a la concentración de jardines botánicos en el hemisferio norte, están representadas el 60% de las especies de plantas templadas, pero sólo el 25% de las especies tropicales. <<< >>> Una vez que una especie se agota, la falta de diversidad genética puede obstaculizar su salvación a largo plazo. Una propuesta dice que de algunas especies hay más individuos en los museos que vivos. Si fuera posible se podría extraer el ADN de los muertos y usarlo para la diversidad en los vivos. <<< >>> Los coleccionistas pueden ser un peligro para la estabilidad del ecosistema. Por ejemplo, los cactus son componentes claves de los ecosistemas áridos. Proporcionan agua y alimento mediante los frutos para especies que le retribuyen con la dispersión de semillas, en tanto las flores entregan néctar para los colibríes, murciélagos e insectos, que retribuyen con la polinización. En un estudio se evaluaron las 1.478 especies de cactus conocidas y se encontró que un tercio está en riesgo de extinción. El principal peligro es el coleccionismo de plantas vivas y semillas que afecta al 47% de los cactus amenazados. También, la ganadería de los pequeños agricultores afecta al 31% de las especies. El 86% de los cactus amenazados que se usan en horticultura se extraen de las poblaciones silvestres. El CITES (Convention International Trade Endangered Species) pudo reducir el nivel de amenaza sobre muchas especies ya que protege de la sobreexplotación en el comercio internacional a 5.600 animales (incluye 1.450 especies de aves) y 30.000 plantas. Las zonas de mayor peligro para los cactus son el Perú, Río Grande do Sul (Brasil) y en el norte de Artigas (Uruguay). <<< >>>
Los museos: (2) Los beneficios. Los herbarios (pequeños museos de historia natural que almacenan helechos, musgos, algas y otras plantas) provienen desde la época de Linneo (hace 250 años). Un estudio de las flores de los últimos 150 años permitió comprobar que las orquídeas florecen 6 días antes por cada 1 °C de aumento de temperatura en primavera. Es parte de la adaptación de algunas plantas al cambio global. Las colecciones botánicas con 100 años de conservación permitieron seguir el movimiento de las plantas. El estudio analizó 2 millones de ejemplares de 35 herbarios Se encontraron 682.000 registros de especímenes para incluir en el análisis. Se observó que las plantas nativas luchan para mantenerse al día (temperatura, contaminación, deforestación). Por ejemplo, la Manzanita Eastwood (Arctostaphylos glandulosa) es un arbusto nativo del este de Norteamérica que no se movió desde 1936 aunque la temperatura aumentó. Está encerrada en su área de distribución original, y se duda si será capaz de adaptarse al cambio climático. Sólo una de cada ocho especies del estudio cambió sus rangos de distribución, lo que sugiere que las comunidades ecológicas se están descomponiendo y desmontando. Las plantas nativas se movieron más lento en altura que sus contrapartes exóticas (el 25% se mueven hacia arriba), pero pueden encontrase con los límites geográficos (la cima de la montaña, costas y autopistas). Las plantas nativas con semillas pequeñas (hierbas), se mueven más rápido que las de semilla grandes (manzanilla), quizás porque se dispersan más fácil. <<< >>> Con plantas de herbarios recogidos entre 1846 y 1916 se pudo conocer la concentración de metales pesados (cobre, plomo y zinc). Para el zinc y cobre las concentraciones fueron constantes, pero las de plomo aumentaron. Se detectó también un aumento de mercurio, pero debido al uso de cloruro de mercurio como insecticida en las colecciones. Resultó imposible evaluar con precisión la concentración de mercurio proveniente del agua. <<< >>> <<< >>> Las colecciones en museos son un recurso forense que ayuda a determinar cuándo, dónde y cómo (en forma natural, accidental o deliberada) se introdujo una plaga, patógeno o vector. Por ejemplo, con la introducción de la Mosca Mediterránea de la Fruta (Ceratitis capitata) en América se pudo demostrar que hubo diferentes eventos aislados, en lugar de uno solo que permaneció a niveles bajos. <<< >>> También pueden servir para seguir las consecuencias del cambio climático. Desde el 1992 en el Museo de Historia Natural de Dinamarca se clasifican los insectos que se recogen en el tejado del edificio. En 20 años, se relevaron 250.000 insectos en 1.543 especies de polillas (42% del total de Dinamarca) y escarabajos (12%). Se comprobó el efecto del cambio climático sobre las especies que se alimentan de un único tipo de planta. Se registraron 7 especies nuevas de polillas y 2 de escarabajos por primera vez en Dinamarca. Entre ellos está el escarabajo asiático que se extendió a la mayoría del país y se lo considera invasivo. El hábitat de la polilla experimentó un aumento de 0,14 ºC y el de los escarabajos un 0,42 ºC. Por ejemplo, el gorgojo que se alimenta solo de un tipo de avellana se registró en la primera mitad del estudio, mientras que otra especie de gorgojo que se alimenta solo de bellotas apareció en la segunda mitad. Los gorgojos se están moviendo hacia el norte. <<< >>> En los años de 1990 se censó la Mariposa de Edith (Euphydryas Editha) en 115 sitios en Norteamérica y se comparó con los registros de museos, colecciones privadas y notas de campo. Se encontró que las poblaciones de México eran más propensas a moverse por el cambio climático que las poblaciones de Canadá, que se extinguieron. También en Europa se analizó la historia de 35 especies de mariposas europeas. El 63% tenían rangos que se había desplazado hacia el norte. Solo el 3% había avanzado hacia el sur. <<< >>> <<< >>> Las aves en museos pueden ser un recurso para el estudio de enfermedades. Entre el 2004-08 se estudiaron 10.000 aves disecadas. El objetivo era analizar como el virus de la viruela aviar estaba exterminando con varias especies de aves en Hawái, y determinar si era una amenaza para las islas Galápagos. Las colecciones databan de 1891-1908. Se encontró que las muestras posteriores a 1898 tenían verrugas similares a la que produce la viruela aviar. Pero, el estudio de ADN mostró que las cepas que infectan a las aves en Galápagos y Hawái eran diferentes. <<< >>> El brote de gripe de 1918 mató entre 20 y 40 millones de personas. Las aves conservadas en el museo Smithsonian permitieron recuperar el virus de la gripe y compararlos con tejidos humanos infectados en 1918. Se averiguó que el virus responsable de la pandemia fue más similar a las cepas que infectan a los cerdos que a la gripe aviar. De esta forma se descartó la idea que el virus saltó de las aves a los humanos. <<< >>> Las aves del museo de Historia Natural de Suecia mostraron que la concentración de mercurio aumentó en los años 1940 y 1950. Se usaron datos de grosor del cascarón de huevos desde 1880 a 1967 y se identificó la correlación entre grosor e inicio del uso de DDT. En los años 1960, los huevos de las colecciones revelaron una relación entre los hidrocarburos clorados en el DDT y la disminución de las especies de aves. <<< >>> También pueden ayudar a determinar el efecto del calentamiento global. Se examinaron 3.450 registros de nidos de Golondrina Bicolor (Tachycineta bicolor) siguiendo 21.000 tarjetas de registro de nidos en museos, universidades y sociedades ornitológicas. Se encontró que la fecha de la puesta de huevos se adelantó 9 días entre 1959 y 1991. <<< >>> El pequeño mamífero similar a una ardilla Tupaia glis desafía dos reglas que describen patrones de variación geográfica dentro de las especies: la regla de la isla y la regla de Bergmann. La regla de la isla predice que las poblaciones de mamíferos pequeños evolucionan con un tamaño corporal más grande en las islas que en el continente, mientras que los mamíferos grandes evolucionan en un cuerpo más pequeño en las islas. La regla de Bergmann sostiene que las poblaciones en climas más fríos tienen un cuerpo más grande. En la península Malaya y 13 islas cercanas a la costa, se midieron 260 especímenes recolectados durante 122 años y alojados en museos. El estudio no reveló diferencia de tamaño entre las poblaciones de la isla y el continente. Tampoco reveló que regía la regla de Bergmann, se producía el efecto contrario. <<< >>>
Los museos globales: (1) el museo de los hielos. Los glaciares terminaran desapareciendo y se llevarán los registros historicos de atezoran. En 10 años, la temperatura en las zonas cercanas a Col du Dôme (Francia-Italia) y Illimani (Bolivia) subió entre 1,5 y 2 °C. En 2016 se lanzó un Proyecto para proteger la memoria del hielo del planeta. La extracción de muestras de hielo será almacenada en la Antártida, como referencia de los cambios futuros. Será la primera biblioteca de los archivos de hielo. La primara muestra es en el glaciar Col du Dôme, donde se tomaron 3 muestras de hielo de 130 m de longitud. Un núcleo se analizará en el 2019 para comenzar a construir una base de datos abierta a la comunidad científica. Los otros dos serán transportados a una meseta antártica para su almacenamiento en la estación Concordia. Luego serán almacenados en una cueva de hielo a -54 °C. En plan continua con el glaciar Illimani en los Andes bolivianos. Este proyecto contribuye al Programa Hidrológico Internacional de la Unesco. < ---------- > Con anterioridad, un núcleo de hielo de 138 m de profundidad perforado en el glaciar Nevado del Illimani extrajo un archivo de la contaminación del aire. Con espectrómetros de masas se determinaron las concentraciones de plomo y la composición de sus isótopos (8 tipos, los 4 más livianos son estables y los 4 más pesados son radiactivos). Una relación baja entre plomo-208 y plomo-207 después de 1960, indica que el origen del plomo proviene del consumo de combustible en automóviles, en lugar de la minería como fue en siglos anteriores. La contaminación minera fue severa en las culturas precolombinas de Tiwanaku y Wari; durante los incas; en la época colonial y el siglo 20. Pero, desde 1960 la contaminación proviene de nitratos que se forman desde óxidos de nitrógeno emitidos por los motores de combustión. <<< >>>
Los museos globales: (2) la Bóveda Global de Semillas. La Bóveda Global de Semillas de Svalbard (Noruega) es un paso para asegurar la preservación de variedades de cultivos. Está cincelado en piedra sólida y contiene la colección de semillas más grande y diverso: 500 millones de semillas (40 toneladas). El tesoro genético permitirá obtener resistencia a plagas y el clima. El museo está congelado en condiciones de montaña ártica, de forma que las semillas seguirán siendo viables durante cientos de años. Contiene más de 880.000 variedades de cultivos o poblaciones de todo el planeta. La mayoría de las semillas se empaquetan en laminados de aluminio hermético y termosellado. Cada muestra contiene cerca de 500 semillas. Hacia 2015 había 1.700 colecciones de diversos cultivos. La cámara acorazada contiene la colección de Savers Exchange, la mayor organización de los jardineros, Una colección de Colombia, llamado Carchá, pertenece a la reserva genética del frijol lima, con orígenes ancestrales andinos de 6.000 años. También está el banco de genes del Instituto Internacional de Investigación del Arroz en Filipinas con 120.000 tipos de arroz. El Centro de Investigación Agrícola en las Zonas Secas (Icarda) de Siria, deposito un duplicado de su colección de semillas de 116.000 variedades con 58 millones de semillas. En el 2015, el ICARDA solicitó la devolución de las semillas y 128 cajas de semillas con muestras de 38,073 variedades de trigo, cebada, lentejas, garbanzos, habas, guisantes y forrajes silvestres se enviaron a Marruecos y Líbano, donde se restablece un banco de genes de trabajo. Se espera que no vuelva a ocurrir que se retiren semillas de la bóveda. <<< >>>
Los museos globales: (3) el museo del suelo. El World Soil Museum está en Países bajos desde 1966 a pedido de la Unesco. Se exhiben muestras de todo tipo de suelos con datos que incluyen descripciones detalladas del perfil; composiciones químicas y características físicas; información sobre el paisaje y el uso de la tierra. Se muestran 32 suelos que representa los principales suelos en todo el mundo. La colección es de más de 1.100 perfiles de suelo de 70 países. <<< >>> En Colombia se encuentra el museo de suelos más grande de Latinoamérica. Se trata del inventario de tierras que lleva 80 años. Por ejemplo, un monolito (columna de muestra del suelo) fue tomado en Armero una semana después de la avalancha que arrasó al municipio en 1985. <<< >>> El proyecto Biospas (Biología del Suelo y Producción Agraria Sustentable) es organizado por varias instituciones de Argentina desde 2007. Tiene el objetivo de comparar la evolución del suelo en 3 modalidades de uso: (1) campos con siembra directa y rotación de cultivos, (2) campos en régimen de monocultivos y (3) el ambiente natural como referencia. Los resultados parecen mostrar que la calidad del suelo en términos de actividad bacteriana en campos con rotación se asemeja más al natural que al campo monocultivo. El objetivo es incluir las conclusiones en la Agricultura Certificada para que sea de cumplimiento obligatorio. En el suelo se juega el partido de la productividad y conservación. Se necesita conocer mejor: (1) la interpretación de los procesos biológicos; (2) el impacto de los patógenes en tallos y raíces; (3) identificar los indicadores de performance de la gestión ambiental y (4) el uso de microorganismos para aplicaciones agronómicas (fijación biológica, solubilidad de nutrientes, bio-remediación, etc). <<< >>> Un archivo histórico de suelos determinó el vínculo entre los combustibles fósiles y la acidificación de la lluvia y la nieve. En otro caso se determinó el aumento de las dioxinas durante el siglo 20. Una muestra de suelo secada al aire y recogida en 1843 permitió saber que aún se podía extraer ADN de estos suelos, aunque la viabilidad microbiana se redujo. La creación de un Registro (depósito) de Suelos Vivos permitiría almacenar muestras agrícolas criogénicas y secadas al aire; analizaría el ecosistema microbiano y la viabilidad y serviría como fuente de organismos vivos. El objetivo no solo debe ser almacenar el suelo, sino también mantener la viabilidad microbiana, lo que permite la minería bioquímica microbiana y la extracción de ADN. Una catalogación y preservación permitiría acceder a este depósito genético para la agricultura. El secado al aire del suelo puede desplazar la actividad microbiana hacia grupos más resistentes a la sequía. Pueden usarse otros métodos de estabilización de muestras de suelo (liofilización: congelación y calentamiento) que preservan la comunidad microbiana y su capacidad de recuperación. <<< >>>

Recent Posts

toda la bibliografía es gratuita

Todo el material de este sitio es gratuito. Visite las diferentes solapas para cada tipo de material.
Ver la sección de VIDEOS DOCUMENTALES en “La cultura de las aves”.
Los libros en formato PDF puede ser solicitado a ares.roberto@gmail.com. Libros: “Aves, vida y conducta”, “Birds of the pampas” y “Vida en evolución”.
Para la versión en papel contáctese con info@vmeditores.com.ar.
home 1_resize