La des-Extinción

La desextinción: (1) las técnicas. Hay 3 enfoques posibles para restaurar plantas y animales extintos. (1) La cría selectiva, que trata de dar a una especie moderna relacionada características de su pariente extinguido. Por ejemplo, en los años de 1920 en Alemania se propusieron recuperar el uro euroasiático, que es el antepasado del ganado doméstico. Desaparecieron a causa de la pérdida de hábitat y la caza excesiva. Su último avistamiento conocido fue en 1627. En la Alemania nazi se trabajó con la técnica de cruzar distintas razas de ganado bovino hasta lograr los rasgos físicos considerados característicos del rumiante. Se informó que en Holanda se buscan características como estructura delgada y cuernos apuntando hacia delante. El “prototipo” se forma mediante el genoma del uros publicado en 2015. (2) La clonación donde se usa material genético del extinto para crear una copia exacta moderna. La clonación necesita 2 requisitos: una secuencia completa de ADN para insertarla en un óvulo al que se le ha quitado el núcleo y alterar las proteínas de dicho núcleo. (3) La ingeniería genética, donde el ADN de una especie moderna se edita hasta que se acerque a la especie extinta. Por ejemplo, mediante ingeniería genética se intenta llegar a un terópodo modificando el huevo de un ave. Se necesita anular las proteínas que bloquean los genes contenidos en un huevo de gallina para lograr 3 objetivos: obtener dientes, aumentar el tamaño y permitir la formación de garras. No se trataría de un dinosaurio, sino de un pollo modificado, aunque sería un buen punto de partida. Se requiere descubrir los genes causantes de las características deseadas, para después actuar sobre cada una de las proteínas que los bloquean. <<< >>> El primer animal devuelto de la extinción fue una cabra salvaje Cabra Montés-Pirenaica (Capra pyrenaica pyrenaica) que murió unos minutos después de su nacimiento debido a un defecto pulmonar en el 2009. La especie se extinguió en 2000, y en el 2009 que clonó un embrión de cabra montés y criado en el útero de una cabra. En 2015 se anunció que habían utilizado la técnica de edición de genes CRISPR para poner genes de mamut en el genoma de un elefante, lo que podría dar como resultado una especie de híbrido. <<< >>>
La desextinción: (1) los problemas. ¿Qué pasa si la extinción no es para siempre? Hay algunos beneficios “potenciales” de la des-extinción, nuevos conocimientos científicos y la restauración de los ecosistemas perdidos. Aunque no hay consenso sobre si la desextinción puede constituir a detener la pérdida de biodiversidad. La posibilidad de “traer de vuelta” a animales extintos, y quizás humanos, plantea cuestiones éticas. Los problemas son muchos. (1) Un problema común es la falta de diversidad genética: tras conseguir el primer ejemplar sería necesario otro individuo del sexo opuesto con el cual garantizar la reproducción. (2) Otro problema es que al no contar con un “ejemplar original”, queda la duda si el ejemplar obtenido debe considerarse como la misma especie. Si se considerase la misma especie estarían bajo el amparo de las leyes proteccionistas. (3) También, los ecosistemas donde habitaban pudieron desaparecer, o al menos el nicho ecológico puede estar ocupado por otra especie. Por esto podría ser considerado como una especie invasora. Al traer de vuelta a especies extintas se podría conducir a la pérdida de biodiversidad. Se podría poner en peligro a las especies (aun) existentes. Aunque el organismo se genéticamente similar a especies previamente existentes, ni la especie ni sus relaciones se regeneran. Muchos creen que el mantenimiento de la biodiversidad beneficia a los ecosistemas, pero los cambios en el ambiente podrían dificultar la reintroducción de especies extinguidas. La reintroducción de especies no tiene lugar en un “vacío social o ecológico”. (4) Otro problema es la posibilidad de crear nuevas enfermedades. Por una parte, su genética puede despertar virus ahora inertes, los llamados retrovirus. Además, podría resultar un nuevo vector para propagar plagas y epidemias. En el caso de la paloma migratoria debería trasladarse entre ambientes. (5) Los ejemplares “traídos de vuelta” podrían tener malformaciones o una inadaptación a un ambiente que ya no es el suyo. De antemano están condenado a una existencia con cierto sufrimiento y una nueva extinción por consanguinidad, enfermedades inexistentes en su época, o por carecer de conductas adaptativos que debían haber aprendido de sus padres. (6) En tanto un mamut o paloma migratoria desextinta se la puede tratar con la ética de animales de investigación científica o en peligro de extinción, ¿Qué pasaría con un homínido? ¿Es una persona? ¿Debería mantenérsela en el laboratorio? ¿Cómo educarlo, se lo insertaría en la sociedad del Homo sapiens? <<< >>> ¿Deberían los animales desextintos llevar nombres científicos diferentes que los distingan de la especie original? Un nombre podría ser el original con “recrearis” (revivir); por ejemplo, Mammuthus recr. Columbi, para el original o en una especie nueva Mammuthus recr. Americanus. La UICN publicó las Pautas de Extinción en el 2014. Cualquier animal que se resucite será un híbrido del animal original y otra especie, o un “proxy”, para el original. Las diferencias serán genéticas, epigenéticas (fuerzas ambientales que pueden cambiar la expresión genética), microbioma (comunidad de bacterias en el cuerpo) y de comportamiento aprendido. Para otros las dudas se multiplican. ¿Qué parte del genoma debe modificarse para obtener la etiqueta recr.? ¿Un elefante con dos genes de mamut está suficientemente extinto? La etiqueta recr. sería inapropiada porque no es una copia revivida, sino un híbrido. <<< >>>
La desextinción: (3) los ejemplos. Para decidir a quién des-extinguir se sostienen que las especies que murieron en los últimos 50 años deben prevalecer porque un animal antiguo ya no cabría en el ambiente como habría cambiado demasiado. Además, debemos centrarnos en las especies que se pueden restaurar a niveles que pueden impulsar el funcionamiento del ecosistema. Por ejemplo, en 1813 Audubon describió en el río Ohio una bandada de Palomas Migratorias (Ectopistes migratorius) que cubría por completo el cielo. A finales de ese siglo la paloma migratoria se encontraba en declive, por la desaparición de los bosques y la caza. En 1900 se confirmó que el último ejemplar salvaje había sido abatido. Un grupo líder en el campo de la des-extinción es reviverestore.org, una iniciativa para rescatar especies extinguidas y en peligro de extinción a través de la ingeniería genética y la biotecnología. Está trabajando con el mamut y la paloma migratoria. Para la paloma migratoria, se necesitaría una gran población de cría, quizás más que la diversidad genética obtenible de las 1.500 palomas conservadas en colecciones de museos. <<< >>> En Siberia hace 12.000 años vivían mamuts y otros grandes mamíferos pacedores. La actual tundra cubierta de musgos era una estepa herbácea. Los herbívoros mantenían las praderas al remover el suelo y fertilizarlo con su estiércol. Cuando desaparecieron, el musgo desplazó a la hierba y transformó las estepas en una tundra menos productiva. La hibridación de animales existentes con los extintos podría llevar a una versión del animal del tipo “2.0”. Eso es lo que se está haciendo con el Mamut Lanudo (Mammuthus primigenius). Usando una técnica de edición genómica CRISPR, se trata de insertar 3 genes claves del mamut en las células de elefantes asiáticos, con la esperanza de crear un híbrido. Se trata de los que controlan el crecimiento del pelo, la tolerancia al frío y el almacenamiento de grasa. Se espera algo así como un elefante con características de mamut: aspecto peludo, capa extra de sangre grasa, y resistencia al frío. Lo que sabemos de ambos genomas nos dice que el producto final tendrá más de mamut que de elefante. <<< >>> Con las plantas en Siberia es posible la des-extinción con mayor facilidad que con los animales. Cuando el mamut lanudo vagaba en las llanuras de Siberia hace 30.000 años existía la Silene stenophylla. Se la volvió a la vida cultivándola a partir del tejido de la fruta recuperado de sedimentos congelados. Otro caso es de un loto sagrado, que data de 1.200 años. Los frutos de Silene se recuperaron en una madriguera de ardilla fosilizada en los sedimentos congelados cerca del río Kolyma. La datación por radiocarbono es de 31.800 años, justo antes de que el hielo tapara la región. Mediante la aplicación de hormonas de crecimiento para el tejido de la fruta, lograron poner en marcha la división celular y finalmente producir una planta con flores viable. La Silene actual es similar a la planta resucitada, pero tiene semillas más grandes, con menos brotes y raíces que crecen más rápido. La comparación permitirá saber cómo evoluciono en 30.000 años. En otros casos se encontró que las plantas “antiguas” encontradas en el permafrost eran solo contaminantes modernos. Cuando se pierda el permafrost aparecerán muchas plantas que volverán a la vida desde semillas. <<< >>>

Recent Posts

toda la bibliografía es gratuita

Todo el material de este sitio es gratuito. Visite las diferentes solapas para cada tipo de material.
Ver la sección de VIDEOS DOCUMENTALES en “La cultura de las aves”.
Los libros en formato PDF puede ser solicitado a ares.roberto@gmail.com. Libros: “Aves, vida y conducta”, “Birds of the pampas” y “Vida en evolución”.
Para la versión en papel contáctese con info@vmeditores.com.ar.
home 1_resize